San Marcelo - Papa y Mártir

En la sucesión apostólica de los romanos pontífices, San Marcelo es el número treinta. Su pontificado es de muy escasa duración.

Fue Pontífice por un año: del 308 al 309. El nombre de Marcelo significa: “ Guerrero.” Era uno de los más valientes sacerdotes de Roma en la terrible persecución de Dioclesano en los años 303 al 305. Animaba a todos a permanecer fieles al cristianismo aunque los martirizaran.

Elegido Sumo Pontífice se dedico a reorganizar la Iglesia que estaba muy desorganizada porque ya hacía 4 años que había muerto el último Papa. Era un hombre de carácter enérgico, aunque moderado, y se dedicó a volver a edificar los templos destruidos en la anterior persecución. Dividió Roma en 25 sectores y al frente de cada uno nombró a un Presbítero (Párroco). Construyó un nuevo cementerio que llego a ser muy famoso y se llamó “Cementerio del Papa Marcelo”.

San Marcelo fallece en Enero del año 309 en su destierro, consumido de dolor y privaciones.

Su fiesta litúrgica se celebra el 16 de Enero.